Cónsultas Gratuitas .

Compensando el daño de los campos electromagnéticos con iones negativos

Poder eliminar las fuentes de contaminación en la casa o en la oficina es una prioridad para tener un ambiente más saludable. Sin embargo muchas personas por vivir en alquileres o por no tener el poder de decisión en una oficina no pueden mejorar el ambiente electromagnético y deben recurrir a otras soluciones.

 

Una aproximación importante a la salud electromagnética es fortalecer nuestro propio cuerpo para que, de mejor manera, pueda lidiar con la toxicidad de las ondas electromagnéticas. Los iones negativos son el alimento básico de las centrales eléctricas de las células, que son las mitocondrias. Las mitocondrias producen la energía necesaria para que las células puedan repararse y cumplir sus funciones específicas. La contaminación electromagnética produce un déficit de iones negativos en el cuerpo, es decir, lo deja sin la energía necesaria para cumplir todas sus funciones con normalidad. Lamentablemente la modernidad ha traído consigo un mundo de artificialidad que limita nuestro abastecimiento de iones negativos en nuestra vida diaria.

 

¿De dónde vienen los iones negativos para que nuestro cuerpo pueda hacer frente a los campos electromagnéticos?:

  • El cuerpo “se nutre” de iones negativos al respirar el aire que se produce en cascadas de agua, en la humedad de las montañas o en la playa.
  • El cuerpo absorbe los iones negativos que se transmiten en el suelo a través de la tierra o pasto cuando caminamos descalzos. O bien cuando dormimos sobre cueros puestos en el piso como lo hacían en la antigüedad.
  • El cuerpo recibe los iones negativos cuando comemos verduras y frutas en general, en especial cuando tenemos una dieta alta en antioxidantes. (La dieta alcalinizante es la que mayor cantidad de iones negativos proveerá).
  • El cuerpo bebe iones negativos cuando tomamos agua alcalinizada como la que se hace con bicarbonato de sodio.
  • El cuerpo genera iones negativos cuando moviliza los músculos. Es decir cuando se hace ejercicio.

¿Estará preguntándose cuando nuestro cuerpo pierde iones o no los recibe?

 

  • Cuando el aire es seco, polvoriento y contaminado con humo y substancias químicas. Ejemplo de lugares así: Cochabamba en Bolivia, Santiago en Chile y lugares que reciben vientos provenientes de desiertos.
  • Cuando andamos con zapatos de goma o en pisos aislados de la tierra.
  • Cuando comemos frituras, azucares, carnes procesadas, etc... (El azúcar para procesarse en el cuerpo utiliza los iones negativos).
  • Cuando no hacemos ejercicio o cuando lo hacemos en una trotadora eléctrica.
  • Cuando dormimos en ambientes cargados de electrosmog.
  • Cuando estamos en ambientes de computadoras y cables.

En una briza del mar puede haber alrededor de 2000 iones negativos por centímetro cuadrado, pero en una oficina “moderna”, habrá menos de 50. La tecnología actual de artificialidad nos ha quitado las fuentes más importantes de iones negativos restando al cuerpo las posibilidades de curarse solo.

Estamos en Facebook

Diagnóstico electromagnético

Diagnóstico radiación electromagnética en Bolivia

Prevención y Salud. Evaluación y diagnóstico de la exposición a los campos electromagnéticos en la oficina y el hogar. VER

¿Qué es la Electricidad Sucia?

Productos anti electrosmog

Blindaje de campos electromagneticos

Innovación y alta tecnología para blindarse de campos electromagnéticos y fortalecer el campo bioeléctrico personal. VER

CEM en la noche y sus efectos

 

Peligro Ondas Electromagnéticas

Diagnóstico contaminación electromagnética

Noticias: Peligros de la Radiación Electromagnética en Bolivia y el mundo. Frecuencias altas, bajas y electricidad sucia. VER

reportaje rodrigo